Convocatoria de buenas prácticas de empleo juvenil
Ganadores 2013

Convocatoria de buenas prácticas de empleo juvenil 2013

Durante la Convocatoria de buenas prácticas 2013, se recibieron 103 prácticas provenientes de países de todo el mundo, como Argentina, Bulgaria, México, Uganda, Uruguay, Nepal, Jordania, y Turquía, por nombrar algunos. En total, 57 países presentaron prácticas. Al presentar sus prácticas, las organizaciones tuvieron que describir por qué sus prácticas eran innovadoras o replicables por otras organizaciones, y por qué su programa debía ser elegido como “una buena práctica”, entre otros.


Un comité internacional de evaluación fue asignado para evaluar las prácticas y elegir 20 de ellas. El comité de evaluación se baso en 6 criterios: pertinencia de la práctica, su eficacia e impacto, su eficiencia, su sostenibilidad, su nivel de innovación y su replicabilidad como practica que promueve el empleo juvenil. En este contexto, la replicabilidad se refiere al grado en el que un programa
e empleo juvenil, o partes de él, puede ser integrado o transferido a otros programas, regiones geográficas o contextos. Un comité de selección compuesto de expertos y jóvenes especialistas en el área de empleo juvenil fue encargado de elegir las prácticas ganadoras por regiones.

Los ganadores

Los ganadores del primer lugar de la convocatoria 2013 provinieron de Paraguay, Bangladesh y Holanda. El segundo lugar fue ocupado por prácticas de Venezuela, México y Eslovenia. Cada practica, desde su propia manera, trabaja para que los jóvenes puedan accede a un trabajo decente, ya sea mediante la construcción de su autoestima, mediante el desarrollo de sus habilidades o capacidades, o mediante la inclusión de las personas marginadas en sus sociedades.

La iniciativa en Paraguay, denominada "Programa de Escuelas Financieramente Autosuficientes" ofrece educación formal y la formación práctica empresarial a jóvenes y al mismo tiempo permite que las escuelas lleguen a ser autosuficientes mediante la ejecución de negocios en el campus que son operados por los jóvenes. Así pues, el programa transforma eficazmente jóvenes de bajos ingresos en empresarios rurales calificados.

La iniciativa de Bangladesh se dirige a los jóvenes con discapacidad y proporciona formación en el área empresarial, en capacitación profesional, en financiación para la puesta en marcha y subsidios salariales para períodos de prueba de empleo a fin que sus beneficiarios integren la industria de su país. El programa también trabaja con su gobierno para mejorar la política con respecto a las personas con discapacidad. Bajo el título "Del Margen a la corriente principal”, esta iniciativa incluye realmente a jóvenes marginados a fin de contribuir a crear una sociedad más justa.

En Holanda, la iniciativa, titulada "2GET There", aplica un enfoque entre pares a fin de aumentar la autonomía de los jóvenes más vulnerables, con el objetivo de prevenir el abandono escolar y volver a insertarlos en el sistema escolar o en el mercado laboral. El programa está dirigido a personas
e bajos ingresos, en su mayoría de origen inmigrante y los jóvenes que están "fuera de la vista", apelando a sus recursos y fortalezas personales.

La organización Superatec CA de Venezuela crea oportunidades de superación para los jóvenes a través de programas de formación sobre las tecnologías como herramientas, sobre oficios específicos y sobre las habilidades de búsqueda de empleo que les permita acceder a un trabajo
ecente en el mercado laboral. Además, facilitan el acceso de los jóvenes de las comunidades tradicionalmente excluidas de calificar para puestos de trabajo decentes.

En Eslovenia, el programa titulado "Moje Izkunsje" (Mi experiencia) de la organización E-Študentski Servis busca facilitar la transición de la escuela al trabajo por medio de una plataforma en línea con portafolios digitales presentando la experiencia laboral de los estudiantes. Este método crea un vínculo crucial entre los estudiantes y los empleadores. Además, se emiten certificados para reconocer la experiencia laboral de los estudiantes a fin de superar la falta de reconocimiento de los conocimientos adquiridos de manera informal, relacionados con el trabajo y las habilidades, y la discriminación que enfrentan las personas jóvenes con bajos ingresos en el ámbito laboral.

El programa “A Ganar” de Mexico disminuye la brecha entre el desempleo y la falta de educación
e los jóvenes socialmente desfavorecidos a través de un modelo que utiliza el deporte como herramienta para el desarrollo de habilidades para el empleo, integrando la educación técnica adecuada para responder a las necesidades de la demanda. De ahí que todas esas iniciativas son cruciales para la creación de una sociedad inclusiva, donde prevalezca la justicia social para los jóvenes.

© 2009-2013 OIT - Universidad de Colima